Saltar al contenido

Huesos cuneiformes

huesos cuneiformes
Huesos cuneiformes
5 (100%) 12 vote[s]

Los huesos cuneiformes (del latín para “cuña”) son un conjunto de tres huesos en el lado medial del pie que se articulan con el navicular proximal y con las superficies proximales del metatarsiano 1-3 distalmente.

Una cuña en la superficie plantar del hueso cuneiforme medial lo diferencia de los otros dos huesos cuneiformes y es un factor importante en la formación de la forma del arco transversal del pie.

Al mirar las superficies proximales de los tres huesos vemos una superficie cóncava para que el navicular se resida. El navicular posee tres facetas para la articulación cuneiforme para aumentar conformidad huesuda. La superficie distal crea superficies convexas individuales para los metatarsos 1-3.

Hueso cuneiforme medial

Superficie medial

El cuneiforme medial (también conocido como primer cuneiformes) es el más grande de los tres huesos cuneiformes. Al igual que con los otros dos cuneiformes, hay muchas áreas ásperas esparcidas alrededor de las superficies articulares para el apego del ligamento.

También te puede interesar: Anatomía Topográfica, Modelos anatómicos

Su gran superficie medial cuadrada es fácilmente palpable, áspera y subcutánea en posición. También actúa como un sitio para recibir el tendón del tibial anterior, un importante músculo del arco del pie, en el ángulo plantar distal de la cara medial.

Superficie lateral

La articulación con el navicular se encuentra en el lado proximal, en la faceta del prisma, que es una concavidad que se estrecha dorsal y verticalmente. En cuanto a la superficie lateral, el margen dorsal proximal es liso para articular con el cuneiforme intermedio.

La superficie lateral distal contiene una pequeña faceta para una articulación compartida con el segundo metatarsiano; el cuneiforme intermedio es el otro hueso que articula con el segundo metatarsiano. El resto de esta superficie es rugosa para la unión de ligamentos y parte del tendón del peroneo largo.

Superficie plantar

En la superficie plantar se encuentra el ligamento de Lisfranc que une el cuneiforme medial al segundo metatarsiano. En la piedra angular de la mitad del pie (la combinación de las cinco articulaciones tarsometatarsianas) se encuentra la segunda articulación tarsometatarsiana a la que está unido el ligamento de Lisfranc, un ligamento pivotal para la estabilidad del pie.

Superficie anterior

La superficie anterior, en forma de riñón y mucho mayor que la posterior, articula con el primer hueso metatarsiano. La superficie posterior es triangular, cóncava, y articula con la más medial y más grande de las tres caras en la superficie anterior del navicular.

Superficie dorsal

La superficie dorsal es el extremo estrecho de la cuña, y se dirige hacia arriba y hacia los lados; Es rugoso para la unión de ligamentos.

Articulaciones

El cuneiforme medial articula con cuatro huesos:

  • el navicular
  • segundo cuneiforme
  • primer metatarsiano
  • segundo metatarsiano

Cuneiforme intermedio

huesos cuneiformes

Superficies dorsales

El hueso cuneiforme intermedio es el más pequeño de los tres huesos cuneiformes. Diferencia más lejos del hueso cuneiforme intermedio por el hecho de que tiene un mayor número de superficies lisas, con las superficies distales, intermedias, próximas y laterales que son todas las facetas articulares cubiertas cartílago.

Las superficies plantares y dorsales triangulares son ásperas para permitir la fijación de los ligamentos interóseos.

El ligamento interóseo une las superficies no articulares con las otras cuneiformes. Existe una articulación con el navicular proximal y con la base del segundo metatarsiano y el medial cuneiforme distalmente.

Superficie plantar

La superficie plantar es estrecha y recibe el tendón tibial posterior (segundo deslizamiento), pero comparte esta acomodación con las otras dos cuneiformes.

Superficie medial

La superficie intermedia es en parte articular con el cuneiforme intermedio.

Superficie lateral

La superficie lateral es similarmente articular con la lateral cuneiforme. Los huesos cuneiformes intermedios y mediales son suministrados por la red anterior dorsal y por los nervios plantares medulares y peroneales profundos.

Articulaciones

El cuneiforme intermedio articula con cuatro huesos:

  • el navicular
  • primer cuneiforme
  • tercer cuneiforme
  • segundo metatarsiano

Cuneiforme lateral

huesos cuneiformes

Superficie plantar

El cuneiforme lateral ocupa el centro de la fila delantera de los huesos tarsales, entre el segundo cuneiforme medialmente, el cuboide lateralmente, el navicular detrás, y el tercer metatarsiano en frente.

El cuneiforme lateral es similar a su hermano cuneiforme intermedio en que tiene una cuña rectangular áspera. También recibe un deslizamiento del tendón del tibial posterior en la superficie plantar, lo que nuevamente permite que el hueso juegue un papel importante en la formación del arco medial del pie.

Varias fuentes sugieren que el tendón flexor corto se inserta en el cuneiforme intermedio.

Superficie distal

La superficie distal tiene una faceta triangular para la inserción del tercer metatarsiano.

Superficie medial

Su superficie medial contiene una tira vertical dentada hecha por el cuneiforme intermedio, mientras que solo distalmente a esta superficie medial hay dos pequeñas caras para el lado lateral de la segunda base metatarsiana.

Superficie lateral

La superficie lateral del cuneiforme lateral contiene un punto de inserción triangular o oval para el hueso cuboides.

El empalme entre estos huesos se puede comprometer durante un trauma de la inversión del pie, interrumpiendo los ligamentos y produciendo una posición vuelcada en el cuboide o, durante la laxitud progresiva del ligamento interóseo, causando una Subluxación del cuboide del empalme cuneiforme-navicular cuboide-lateral.

El cuneiforme lateral es suministrado por la red arterial dorsal e inervado por las ramas de los nervios plantares laterales y peroneales profundos.

Articulaciones

El cuneiforme lateral articula con seis huesos:

  • el navicular
  • segundo cuneiforme
  • Cuboide
  • segundo metatarsiano
  • tercer metatarsiano
  • cuarto metatarsiano

Importancia clínica los huesos cuneiformes

huesos cuneiformes

 

Esguince en el pie

El esguince en la parte media del pie es una avulsión relacionada con los ligamentos que unen los cinco huesos metatarsianos a los cuatro huesos cuneiformes. El ligamento de Lisfranc puede aparecer, principalmente durante las actividades deportivas y puede conducir a una fractura del hueso cuneiforme medial al que se une.

Comúnmente, un esguince pequeño puede resultar en una avulsión completa ya que el segundo metatarsiano se vuelve inestable debido a la laxitud del ligamento de LisFranc. Estas fracturas generalmente se deben a la compresión, el atrapamiento del pie y la caída directa sobre los dedos.

Un colapso del arco puede ocurrir si el esguince leve del ligamento se deja sin tratar y se juega constantemente. La cirugía puede llegar a ser necesaria, pero se pueden prescribir tratamientos alternativos que incluyen la manipulación, un yeso en el pie para restablecer los huesos y la observación de los períodos sin carga.

Fracturas por estrés de los huesos cuneiformes

Aunque sea raro, una fractura de tensión en un hueso cuneiforme puede ser significativa. Ocurren principalmente en el personal militar y los corredores, y se pueden gustar a la pronación levemente excesiva.

En el caso revisado por Khan et al (1993), el paciente se quejó de dolor intermedio del pie durante un funcionamiento, y una prueba reveló más adelante que la esclerosis de hueso había ocurrido en el corredor después de la fractura de tensión.

Los períodos sin peso seguidos de la rehabilitación de los rodamientos de peso que duran de dos a cuatro meses constituyen la base usual del plan de rehabilitación.