Saltar al contenido

Músculo recto del abdomen

músculos rectos del abdomen

El Músculo recto del abdomen es uno de los cuatro músculos de la pared abdominal anterior. Actúa como un flexor de la columna vertebral y un músculo accesorio de la respiración. En aquellos con baja grasa corporal, es claramente visible debajo de la piel. En este artículo discutiremos la anatomía gruesa y funcional del músculo recto abdominal.

Origen sínfisis púbica, tubérculo y cresta
Inserción apófisis xifoide 5 ° a 7 ° cartílagos costales
Acción soporta vísceras abdominales, compresión del abdomen, movimiento del tronco
Irrigación arterias epigástricas superiores e inferiores
Inervación ramas anteriores de los nervios espinales T6-L1

músculos rectos del abdomen

Anatomía del músculo recto del abdomen

El músculo recto abdominal es un músculo emparejado que corre verticalmente, a ambos lados de la línea alba, en la superficie anterior de la pared abdominal. La línea alba es una banda de tejido conectivo que divide verticalmente las dos mitades del músculo.

La línea semilunar es la intersección tendinosa que separa el borde lateral del músculo de los músculos oblicuos externos e internos que se encuentran en la superficie lateral de la pared abdominal anterior. Generalmente se extiende desde la punta del noveno cartílago costal hasta el tubérculo púbico.

Orígenes e Inserciones

El músculo recto abdominal está unido superiormente al proceso xifoideo y a los márgenes costales de las costillas 5ª, 6ª y 7ª (principalmente las fibras de la 5ª costilla). Inferiormente está unido por dos tendones; el más grande está unido a la cresta púbica, desde el tubérculo púbico hasta la línea pectínea, mientras que el pequeño tendón medial está unido a la sínfisis púbica.

Este contenido te puede interesar: Anatomía topográfica, Modelos anatómicos, Oximetro.

Hay tres intersecciones tendinosas en el músculo recto abdominal. Una de estas intersecciones horizontales está presente a nivel del ombligo, otra a nivel del proceso xifoideo y la tercera a medio camino entre ellas. Estas bandas fibrosas dividen el músculo en segmentos, lo que da como resultado una rejilla de hierro en forma de ‘paquete de seis’ en aquellos con baja grasa corporal.

Se cree que las intersecciones son representaciones de miosepta que delinean el músculo que forma los miotomos.

La vaina del recto

El músculo recto abdominal se encuentra dentro de la vaina del recto, que está formada por la fusión de la aponeurosis del músculo transverso del abdomen, músculos abdominales oblicuos externos e internos. El oblicuo externo es el músculo más superficial de la pared abdominal anterior. El transverso del abdomen es el más profundo de los tres músculos y sus fibras corren en dirección horizontal.

La aponeurosis oblicua interna se divide en dos. La parte anterior de la aponeurosis oblicua interna pasa por delante del músculo recto abdominal con la aponeurosis oblicua externa. La división posterior de la aponeurosis oblicua interna pasa por detrás del músculo recto abdominal con la aponeurosis del transverso del abdomen.

Sin embargo, por debajo de la línea del arco (que se encuentra a un tercio del camino desde el ombligo hasta la cresta púbica), las tres aponeurosis musculares pasan anteriores al recto abdominal, y la superficie posterior del músculo está cubierta sólo por la fascia transversal y el peritoneo parietal.

Funciones del músculo recto del abdomen

El músculo en sí es un flexor de la columna vertebral, y también actúa como un músculo accesorio de la respiración. Comprime el abdomen, lo que eleva aún más el diafragma debido al desplazamiento superior del contenido abdominal, lo que permite que se libere más aire durante la exhalación.

Irrigación

El suministro de sangre al músculo recto abdominal surge de un número de vasos sanguíneos. La arteria y la vena epigástrica inferior surgen de la arteria y la vena ilíaca externa respectivamente. Se extienden a lo largo de la superficie posterior del músculo y entran en la vaina del recto a la altura de la línea del arco.

La epigástrica superior es otro vaso que abastece al músculo recto abdominal y es una rama de la arteria torácica interna (mamaria interna). La torácica interna es una rama de la arteria subclavia cercana a su origen. Además, las pequeñas ramas terminales de las tres arterias intercostales posteriores inferiores, la arteria subcostal y la arteria circunfleja profunda también proporcionan alguna contribución.

Inervación

El músculo recto abdominal es inervado por los nervios toracoabdominales, que entran en la vaina del recto perforando su superficie anterior. Pasan entre el músculo transverso del abdomen y las capas musculares oblicuas internas, y perforan la vaina del músculo recto abdominal.

Los nervios son simplemente las divisiones anteriores de los nervios intercostales inferiores 7º a 11º, que continúan alimentando la pared abdominal después de que los espacios intercostales a los que suministraron terminan medialmente.

Importancia clínica del músculo recto del abdomen

Colgajo Miocutáneo

El colgajo del músculo recto abdominal transverso es un colgajo libre utilizado para la cirugía de reconstrucción mamaria. Se hace una incisión en un segmento del músculo y se eleva junto con la perforación de la arteria epigástrica inferior y se anastomosa con ramas de la arteria mamaria interna/de la arteria torácica interna.

Hoy en día, el colgajo perforador de la arteria epigástrica inferior profunda (piel, fascia y grasa solamente, es decir, sin músculo) ha reemplazado al colgajo músculo recto transverso del abdomen, ya que requiere menos tiempo de recuperación.

Hernias abdominales

Una hernia es una protuberancia anormal de un órgano más allá de su cavidad habitual. La pared abdominal anterior y la región inguinal son sitios comunes para las hernias. Una hernia puede ser irreducible (no puede ser devuelta a la cavidad abdominal por presión), obstruida (el intestino se bloquea, resultando en estreñimiento franco y dolor abdominal), encarcelada (atrapada en su cavidad) o estrangulada (pérdida de suministro de sangre debido a la compresión de los vasos).

Hernia de Spiegel:  Esto ocurre cuando la fascia o la musculatura de la línea semilunaris es débil, permitiendo que el intestino se hernie. La línea semilunar separa el margen lateral del recto abdominal de los músculos abdominales laterales.

Hernia umbilical: Esto es cuando la superficie posterior del ombligo se debilita, y causa una salida del intestino. Ocurre en los niños (más comúnmente en los niños de África y el Caribe), donde por lo general desaparece por sí sola. También ocurre en condiciones en las que la presión intraabdominal aumenta, por ejemplo, ascitis por enfermedad hepática o embarazo.

Hernia paraumbilical: Esto ocurre cuando la fascia o la musculatura alrededor del ombligo está débil, permitiendo que el intestino se hernie.

Hernia epigástrica: Esto ocurre cuando la fascia o la musculatura de la región epigástrica es débil, permitiendo que el intestino se hernie a través de la línea alba.

Hernia incisional: Esto ocurre cuando la fascia o la musculatura después de una incisión quirúrgica es débil, permitiendo que el intestino se hernie.

Hernia inguinal directa: Es una hernia adquirida. Consiste en la hernia del intestino a través de una región conocida como triángulo de Hesselbach, que está bordeada por el margen lateral del músculo recto abdominal medialmente, la arteria y vena epigástrica inferior lateralmente, y el ligamento inguinal inferior. La hernia sale por el anillo inguinal superficial.

Hernias inguinales indirectas: Esto ocurre si hay un proceso vaginal persistente o un área congénita debilitada alrededor de la región del proceso. Esto permite que el intestino se hernie.

El intestino se hernia medialmente a la arteria y vena epigástrica inferior, y por lo tanto entra en el anillo inguinal profundo. Con el tiempo, o agudamente, esto puede atravesar la longitud del canal inguinal y pasar a través del anillo inguinal superficial (en el aspecto superolateral del escroto), y puede entrar en el escroto. Esto se denomina hernia inguinoescrotal.

Onfalocele/Exónfalos

Este es un defecto poco frecuente de la pared abdominal anterior, cuando las capas musculares no se cierran, lo que provoca que el contenido abdominal se mantenga fuera de la cavidad abdominal en un saco. Se asocia con anomalías cromosómicas como el síndrome de Edward (trisomía 18) y el síndrome de Patau (trisomía 13).

Gastrosquisis

Si la pared abdominal anterior no logra cerrarse durante el desarrollo fetal, el contenido de la cavidad abdominal puede herniarse. Esto es similar al onfalocele, pero por lo general no afecta al cordón umbilical y se encuentra a la derecha del sitio umbilical.

Algunas partes de los órganos pueden estar suspendidas en el líquido amniótico. El trastorno está menos asociado con otros defectos que el onfalocele. El tratamiento quirúrgico es difícil ya que la cavidad abdominal se encoge y los órganos abdominales se hinchan a medida que se desarrollan.

Mostrar referencias

1: Frank H.Netter MD: Atlas de Anatomía Humana, 5ª edición, Elsevier Saunders.
2: Chummy S.Sinnatamby: Última de anatomía regional y Aplicada, 12ª edición, Churchill Livingstone Elsevier.
3: Richard L. Drake, A. Wayne Vogl, Adam. W.M. Mitchell: Anatomía de Gray para estudiantes, segunda edición, Churchill Livingstone Elsevier.
4: Knipe H. MD et al: músculo recto mayor del abdomen. Radiopaedia.org (consultado el 21/03/2019.
5: Gan C. MD y Knipe H. MD et al: sínfisis del pubis. Radiopaedia.org (consultado el 22/03/2019.
6: Hackear C. MD y Knipe H. MD et al: vaina del recto. Radiopaedia.org (consultado el 22/03/2019.
7: Luijkx T. MD y Hacking C. MD y otros: Linea alba. Radiopaedia.org (consultado el 22/03/2019).