Saltar al contenido

Pectoral menor

Pectoral menor
5 (100%) 11 vote[s]

Muy a menudo, cuando se habla de músculos, los matices de su impacto clínico se pueden perder si se discuten en forma aislada de las estructuras anatómicas circundantes. Este es en gran medida el caso del músculo pectoral menor.

Para entender este músculo desde una perspectiva clínica, este artículo analizará primero la anatomía del músculo pectoral menor, incluidas las uniones óseas (el origen y la inserción), sus acciones y su suministro de nervios.

A continuación, se discutirá la ubicación del músculo pectoral menor en relación con las estructuras anatómicas circundantes importantes.

Finalmente, el artículo discutirá la anatomía del músculo pectoral menor y su conexión con las estructuras circundantes, con implicaciones clínicas asociadas con la disfunción del músculo.

Resumen

También te puede interesar: Anatomía Topográfica, Modelos anatómicos

pectoral menor

  • Origen: Superficie anterior de las costillas 3, 4 y 5 y la fascia que rebasa los espacios intercostales.
  • Inserción: Apófisis coracoideo de la escápula.
  • Acción: Prolongación de la escápula, tira de la apófisis coracoides anterior e inferior, músculo accesorio en respiratorio.
  • Inervación: Nervio pectoral medial, nervio pectoral lateral (en parte)
  • RelaciónPectoral mayor, cordones del plexo braquial, arteria y vena axilares
  • Clínica: El síndrome de compresión, síndrome de salida torácica

Anatomía del músculo pectoral menor

El músculo pectoral menor es uno de los músculos más superficiales en el aspecto anterior del tórax o de la pared torácica. El más superficial es el pectoral mayor, bajo la cual se localiza el pectoral menor.

Aunque no mueve el brazo directamente, como lo hace el pectoral mayor, el pectoral menor puede tener un impacto en el movimiento del brazo y el hombro debido a sus uniones óseas, específicamente a la escápula.

Origen Superficie anterior de las costillas 3, 4 y 5 y la fascia que rebasa los espacios intercostales
Inserción Apófisis coracoidea de la escápula.

Función/acción

Es importante tener en cuenta que cuando se consideran las acciones musculares, uno debe ser consciente de que la acción de un músculo dependerá de que el apego óseo es “fijo”, o en otras palabras, inmóviles o estables. Cuando se describe como origen e inserción, el origen se cree que es el accesorio óseo que no se mueve y la inserción se moverá hacia el origen.

pectoral menor

Sin embargo, referirse a las uniones óseas como distales y proximales indica que técnicamente, cualquiera de las uniones óseas podría moverse hacia la otra. Los diferentes libros de texto utilizarán origen / inserción o apego proximal / distal.

Tampoco será 100% preciso, ya que a veces puede ser bastante difícil determinar cuál es el acoplamiento proximal o distal, y la inserción no siempre se mueve hacia el origen.

  • Acción cuando las costillas están fijas: la contracción del pectoral menor empujará la apófisis coracoide de la escápula anteriormente y tirará o girará la apófisis coracoide (y la cavidad de la escápula y la glenoides) hacia abajo. También causará la protracción de la escápula (el borde medial de la escápula se aleja de la columna vertebral) y la empuja contra la pared torácica posterior.
  • Acción cuando la escápula es fija: el músculo pectoral menor puede ser considerado un músculo accesorio en la respiración cuando la inspiración es profunda y forzada, ya que ayudará a elevar las costillas durante la inspiración y ayudar a expandir la cavidad torácica.

Inervación

La inervación al músculo pectoral menor viene principalmente a través del nervio pectoral medial (C8, T1), una de las ramas menores del plexo braquial que surge de la porción cervical de la médula espinal.

La inervación del pectoral menor también se recibe del nervio pectoral lateral, a través de una rama comunicante conocida como “ansa pectoralis”, que generalmente se encuentra anterior a la primera parte de la arteria axilar.

Estructuras anatómicas circundantes

El músculo pectoral menor es importante clínicamente y como punto de referencia quirúrgico, debido a las estructuras que yacen por debajo o por dentro del músculo y el tendón. El músculo pectoral menor es el suministro de nervios y sangre a la extremidad superior:

  • Las cuerdas posteriores, laterales e intermedias del plexo braquial
  • La arteria axilar y la vena

A medida que el pectoral menor cruza la axila de la apófisis coracoide, se utiliza para definir las tres divisiones de la arteria axilar. Medial al borde medial del pectoral menor es la primera parte de la arteria axilar, directamente detrás del músculo está la segunda parte, y lateral al borde lateral del músculo, es la tercera parte de la arteria axilar.

Implicaciones clínicas

La sobreabundancia de las actividades sedentarias que afectan negativamente la buena postura del cuerpo superior puede ser perjudicial para el buen funcionamiento del músculo pectoral menor.Recuerde que este músculo se une a, y actúa sobre, la escápula a través de la apófisis de coracoide, tirando de él hacia adelante e inferiormente.

También gira la cavidad glenoidea inferiormente y causa la protracción del omóplato.Las posturas en las que hay períodos extendidos de protracción escapular causarán que el músculo pectoral menor se acorte, manteniendo la escápula en esa posición indeseable. Esto puede llevar a la implicación del músculo pectoral menor en un número de condiciones clínicas.

Síndrome de pinzamiento

La abducción completa del brazo (180 grados) es el resultado del movimiento que se produce en dos “articulaciones”. Ciento veinte grados de abducción ocurren en la articulación glenohumeral. Los 60 grados restantes son el resultado de la escápula que gira en la pared torácica posterior (o articulación escapulotorácica). Si estos 60 grados de rotación se limitan o se pierden por completo, mover el hombro hacia la abducción completa puede causar incomodidad o dolor.

El dolor es el resultado de estructuras de tejido blando que rodean la articulación glenohumeral (tendón supraespinoso, bursa subacromial, cápsula articular) que se pellizca entre dos superficies óseas: el tubérculo mayor del húmero y la apófisis del acromion de la escápula.

Debido a que el músculo pectoral menor rota inferiormente la cavidad glenoidea cuando está acortado, esto podría limitar la capacidad de la escápula para rotar completamente en la dirección opuesta, es decir, de manera superior, y permitir un rango completo de abducciones. Esta limitación de la abducción podría conducir a una lesión de los tejidos blandos debido a la compresión.

Síndrome de la salida torácica

Este síndrome es el resultado de la compresión o irritación de las estructuras neurovasculares que sirven al miembro superior. Estos incluyen el plexo braquial y los vasos sanguíneos que corren hacia y desde el brazo (las arterias y venas subclavia y axilar).

Históricamente, el síndrome de la salida torácica se ha asociado con la compresión de estas estructuras en tres regiones:

  • Entre los músculos escaleno anteriores y medios, y la 1ra costilla;
  • Detrás de la clavícula;
  • En el espacio subcoracoidea entre el tendón pectoral menor y donde se une a la apófisis coracoide.

A pesar de este tercer sitio de compresión, el pectoral menor se ha identificado recientemente como implicado en casos de síndrome de la salida torácica. La proximidad del pectoral menor a estas estructuras, y la tendencia de este músculo a acortarse con una mala postura, significa que el tratamiento de los síntomas neurovasculares en el brazo y la mano incluye el pectoral menor, una vez que se han eliminado otras causas más graves.