Saltar al contenido

Hueso cúbito (ulna )

hueso cúbito

El hueso cúbito (ulna ) es el hueso estabilizador del antebrazo, y de los dos huesos del antebrazo es el más largo y medial. Su extremo proximal, de mayor tamaño, se ha especializado para articularse con el húmero de forma proximal y con la cabeza del radio lateralmente.

Resumen
Extremo proximal Dos procesos curvos: olécranon (recibido en la fosa del olécranon del húmero durante la extensión) y el proceso coronoideo (recibido en la fosa coronoidea del húmero durante la flexión); dos cavidades articulares cóncavas, muesca semilunar (articulada con la tróclea del húmero) y muesca radial (articulada con la circunferencia de la cabeza del radio).
Eje del hueso ulna Bordes: borde anterior, borde posterior, borde interóseo
Superficies: superficie anterior, superficie posterior, superficie medial
Extremo distal Cabeza: superficie articular que se une con el disco articular triangular y la muesca cubital del radio.
Proceso estiloide: fijación al ligamento colateral cubital de la articulación de la muñeca
Origen e inserciones musculares Tríceps braquial: inserción; proceso del olécranon
Ancóneo: inserción; proceso del olécranon
Braquial anterior: inserción; proceso coronoideo
Pronador redondo: origen; proceso coronoide
Flexor cubital del carpo: origen; proceso del olécranon y superficie posterior
Flexor común superficial de los dedos: origen; superficie anterior y medial
Flexor común profundo de los dedos: origen; superficie anterior y medial
Pronador cuadrado: origen; superficie anterior (parte distal)
Extensor cubital del carpo: origen; borde posterior
Supinador: origen;  extremo proximal
Abductor largo del pulgar: origen; superficie posterior
Extensor largo del pulgar: origen; superficie posterior
Extensor índice: origen; superficie posterior (parte distal)

Anatomía del hueso cúbito

El hueso ulna consta de tres partes un extremo proximal o epífisis proximal, diáfisis  o eje y un epífisis distal o extremo distal.

Epífisis proximal

El cúbito es un hueso largo que ayuda a estabilizar la región antebraquial desde el lado medio del antebrazo. Su extremo proximal consiste en los siguientes procesos (2) y muescas (2):

  • Olécranon: Un proceso en forma de gancho, localizado en la parte posterior del extremo cubital proximal,
  • Muesca troclear: Muesca en forma de C, situada en la parte anterior del olécranon. Se articula con el tróclea del húmero en la articulación del codo.
  • Proceso coronoideo
  • Muesca radial: La cara articular de la articulación radioulnar que se encuentra en la cara lateral de la cabeza.

Diáfisis

El eje del cúbito se estrecha hacia distal y es más grueso alrededor del cuello y la porción proximal. Su lado lateral es afilado y da lugar a la membrana interósea entre los dos huesos del antebrazo, de ahí su nombre: borde interóseo.

Desde el punto de vista posterior, el cúbito es redondeado y liso y puede palparse por vía subcutánea a lo largo de toda la región antebraquial. Justo debajo del proceso coronoideo en el punto más alto de la diafisis, la tuberosidad cubital forma la unión muscular del músculo braquial.

Este contenido te puede interesar: Anatomía topográfica, Modelos anatómicos, Oximetro.

En el lado lateral e inferior a la muesca radial, la fosa supinadora es una concavidad limitada por la cresta supinadora y que contiene las fibras originarias del músculo supinador. Justo debajo de esta unión muscular, se puede encontrar una segunda, más pequeña, para el músculo flexor largo del pulgar.

Anteriormente, a mitad del eje óseo cubital, existe un foramen de nutrientes, que gobierna el crecimiento óseo desde la séptima semana intrauterina hasta el undécimo año de vida. Esto está cubierto por el músculo flexor común profundo de los dedos, que abarca la mayor parte del eje cubital.

Posteriormente, en el lado distal del olécranon, el músculo ancóneo encuentra su unión o inserción distal. El origen de los músculos flexores cubital del carpo y la cabeza cubital del músculo supinador también se encuentran en la superficie posterior proximal.

Se pueden ver tres uniones musculares consecutivas en orden descendente justo debajo de la unión de la membrana interósea a medida que se desplaza por el eje y así es:

Epífisis distal

La cabeza distal del cúbito (ulna) se compone de la circunferencia articular que se articula con los huesos de la muñeca y, posteriormente, una proyección ósea conocida como el proceso estiloide. Justo encima de el, en el aspecto medial del hueso, se coloca la unión del pronador cuadrado que corre entre el radio y el cúbito.

Membrana interósea

A pesar de tener muchas estructuras adyacentes, el radio y el cúbito están conectados directamente a través de una sindesmosis llamada articulación radioulnar fibrosa. Es una membrana interósea que corre entre los aspectos mediales de los huesos y secciones de la región del antebrazo hacia los compartimentos anterior y posterior.

Proximalmente contiene un solo cordón oblicuo que corre proximalmente, creando un triángulo entre el, la superficie distal del cúbito y la membrana (cuyas fibras generalmente corren hacia distal, hacia la muñeca).

Distalmente, se puede ver una sola abertura en el nivel de fijación del músculo del pronador cuadrado. Esto se conoce como la abertura para la arteria interósea anterior.

Articulación del hueso cúbito

Para articularse con el húmero, la ulna está dotada de dos proyecciones prominentes: el olécranon, que se proyecta proximalmente desde su cara posterior (formando el punto más saliente del codo) y actúa como una corta palanca para la extensión del codo, y el proceso coronoides, que se proyecta anteriormente.

El olécranon y el proceso coronoides forman las paredes de la incisura troclear, que de perfil recuerda a las mandíbulas de una llave inglesa que se cierra alrededor de (se articula con) la tróclea del húmero.

La articulación entre el hueso cúbito y el húmero en general sólo permite movimientos de flexión y extensión del codo, aunque en la pronación y la supinación del antebrazo tiene lugar un cierto grado de abducción-aducción. Inferior al proceso coronoides se encuentra la tuberosidad de la ulna, en la cual se inserta el tendón del músculo braquial.

Fosas que se encuentran en el hueso cúbito

En la cara lateral del proceso coronoides se halla una concavidad redondeada y lisa, la incisura radial, que contacta con la periferia ensanchada de la cabeza del radio. Inferior a la incisura radial, en la cara lateral del cuerpo del hueso cúbito, se encuentra una cresta prominente: la cresta del músculo supinador.

hueso cubito

Entre ésta y la parte distal del proceso coronoides existe una concavidad denominada fosa del supinador . La parte más profunda del músculo supinador se inserta en la cresta y la fosa del supinador. El cuerpo del hueso cúbito es grueso y cilíndrico proximalmente, pero su diámetro disminuye de manera progresiva a medida que avanza en dirección distal.

En su estrecho extremo distal se encuentra la cabeza del hueso cúbito, un pequeño pero abrupto abultamiento con forma de disco con el pequeño y cónico proceso estiloides de la ulna. La ulna no alcanza la articulación radiocarpiana, por lo que no interviene en ella.

Mostrar referencias

1: John T. Hansen, Anatomía clínica de Netter, 2ª edición, Saunders Elsevier, Capítulo 7 Miembro superior, Subcapítulo 6. Antebrazo, páginas 313 a 315.
2: Werner Platzer, Color Atlas de anatomia humana y sistema locomotor Vol.1, 6ª Edición, Thieme Básico Ciencias Flexibook, Capítulo 3 de las extremidades superiores: huesos, ligamentos, articulaciones – huesos del antebrazo, página 118-119.
3: Richard S. Snell, Anatomía clínica para estudiantes de medicina, 5a edición, Little and Brown, Capítulo 9 – La extremidad superior, huesos del antebrazo, páginas 421 a 423.
4: Frank H. Netter, MD, Atlas de Anatomía Humana, 5ª edición, Saunders Elsevier, Capítulo 6 de las extremidades superiores, subcapítulo 46. codo y el antebrazo, Guía: Miembro Superior – codo y el antebrazo, páginas 224-225

Adquiere los libros que usamos de referencias:

Enable referrer and click cookie to search for babiato