Saltar al contenido

Músculos interóseos dorsales

Los músculos interóseos dorsales de la mano son cuatro músculos cortos del metacarpo. Se encuentran en la parte posterior de la mano (dorso) y actúan como los abductores de los dedos, específicamente los dedos índice, medio y anular.

Además de extender los dedos, también ayudan a la flexión en las articulaciones metacarpofalángicas de los dedos índice, medio y anular y la extensión a las articulaciones interfalángicas de los dedos índice, medio y anular. Entonces, si alguna vez se ha preguntado cómo realiza Spock en la franquicia de Star Trek su típico saludo con el dedo anular y el dedo anular abducen lateralmente y el índice y el medio medio, ahora tiene la respuesta: con interóseos dorsales.

Resumen

  • Origen: Interóseo I: superficies adyacentes del 1er y 2º hueso metacarpiano
    Interóseo II: superficies adyacentes del 2º y 3º hueso metacarpiano
    Interóseo III: superficies adyacentes del 3er y 4º hueso metacarpiano
    Interóseo IV: superficies adyacentes de los 4 y 5 Huesos metacarpianos
  • Inserción: Interóseo I: lado radial de la base de la 2ª falange proximal (dedo índice)
    Interóseo II: lado radial de la base de la 3ª falange proximal (dedo medio)
    Interóseo III: lado cubital de la base de la 3ª falange proximal (dedo medio)
    Interóseo IV: lado cubital de la base de la 4ª falange proximal (dedo anular)
  • Inervación: Rama profunda del nervio cubital (C8-Th1)
  • Acción: Interóseo I y II: abducción radial de los dedos índice y medio.
    Interóseo III y IV: abducción cubital de los dedos medio y anular
    Ayuda a la flexión en las articulaciones metacarpofalángicas, ayuda a la extensión en las articulaciones interfalángicas proximales y distales.

Anatomía de los músculos interóseos dorsales

Origen

Cada uno de ellos está unido a los lados adyacentes de dos huesos metacarpianos, por ejemplo, el primero entre los dedos pulgar e índice, el segundo entre los dedos índice y medio, etc.

Inserción

Distalmente, sus tendones se insertan en la aponeurosis dorsal y la base de la falange proximal de los dedos segundo a cuarto. Por lo tanto, todos corren hacia el dedo medio que conduce a las siguientes superficies de inserción:

Este contenido te puede interesar: Anatomía topográfica, Modelos anatómicos, Oximetro.
  • músculo interóseo dorsal I: lado radial del dedo índice
  • músculo interóseo dorsal II: lado radial del dedo medio
  • músculo interóseo dorsal III: lado cubital del dedo medio
  • músculo interóseo dorsal IV: lado cubital del dedo anular.

El primer interóseo dorsal, es el más grande y el más fuerte entre los cuatro, se puede sentir fácilmente en la red entre el pulgar y el índice. Sin embargo, también es posible palpar los tres restantes entre los huesos metacarpianos y el tendón del músculo extensor de los dedos.

Inervación

La inervación de todos los músculos interóseos dorsales de la mano es llevada por la rama profunda del nervio cubital (C8-Th1).

Irrigación

Los músculos interóseos dorsales reciben el suministro sanguíneo principalmente por las arterias metacarpianas dorsal y palmar, la arteria radial, la arteria principal del pulgar, la arteria radial del índice y tres ramas perforantes desde el arco palmar profundo.

Acción

Los músculos interóseos dorsales realizan parcialmente acciones opuestas en los dedos: mientras que el primero y el segundo tiran del dedo índice y del dedo medio lateralmente (abducción radial), el tercero y el cuarto mueven el dedo medio y anular medialmente (abducción cubital).

Juntos, complementan el abductor del pulgar y el abductor del meñique en la extensión de los dedos y, por lo tanto, actúan de manera antagónica con los músculos interóseos palmar.

músculos interóseos dorsales
Abducción de los dedos.

Además, su contracción conduce a una flexión en las articulaciones metacarpofalángica y una extensión en las articulaciones interfalángica proximal y distal.

Un grupo muscular análogo se puede encontrar en el pie que es responsable, en la parte inferior, para los movimientos idénticos en los dedos de los pies (interóseo dorsal del pie).

Importancia clínica

Las lesiones de la rama profunda del nervio cubital pueden causar parálisis de los interóseos dorsales y Palmar por el cual los dedos se extienden en el metacarpofalángica y se Flexionan en el proximal y distal. En ese caso, la propagación de los dedos también se convierte en una tarea más difícil. Este cuadro clínico característico se conoce como la garra cubital (o mano en garra).

Una atrofia de los músculos metacarpianos e hipotenares ocurre en etapas posteriores. Curiosamente, los dedos índice y medio suelen estar menos afectados en la garra cubital debido a que el primer y segundo lumbricales pueden compensar esta pérdida hasta cierto punto. La razón detrás de esto es que esos dos músculos no son suministrados por el nervio cubital, sino por el nervio mediano.

Adquiere los libros que usamos de referencias:

Enable referrer and click cookie to search for babiato