Saltar al contenido

Músculo semimembranoso

Músculo semimembranoso

El músculo semimembranoso es uno de los músculos isquiotibiales en el compartimiento posterior del muslo y acompaña al músculo semitendinoso en el aspecto medial del muslo posterior. Se nombra por su tendón membranoso aplanado de su apego isquial.

Resumen
Origen tuberosidad de isquial
Inserción tubérculo infraglenoideo del cóndilo tibial medial posterior, cápsula articular posterior (que contribuye al ligamento oblicuo poplíteo), fascia poplítea y asta posterior del menisco medial
Irrigación femoral profunda y las arterias gluteales
Inervación división tibial del nervio ciático (L5, S1, S2)
Acción flexión y rotación de la rodilla, extensión de la cadera
Antagonista músculo cuádriceps femoral

Anatomía del músculo semimembranoso

El músculo semimembranoso, llamado así desde su tendón membranoso de origen, está situado en la parte posterior y el lado medial del muslo.

Origen

Su origen es el aspecto superolateral de la tuberosidad isquial y se inserta en el cóndilo medial y el margen cercano de la tibia; fosa intercondilar del fémur y el cóndilo medial del fémur; y el ligamento de la región poplítea (en la parte posterior de la rodilla). Surge por un tendón grueso de la impresión superior y externa en la tuberosidad isquial, por encima y medial al músculo bíceps femoral y el músculo semitendinoso.

El tendón de origen se expande en una aponeurosis, que cubre la parte superior de la superficie anterior del músculo; de esta aponeurosis, surgen fibras musculares, que convergen a otra aponeurosis que cubre la parte inferior de la superficie posterior del músculo y se contrae en el tendón de inserción.

Inserción

Se inserta principalmente en la ranura horizontal en el aspecto medial posterior del cóndilo medial de la tibia. El semimembranoso es más ancho, más plano y más profundo que el semitendinoso (con el que comparte puntos de inserción y de sujeción muy cercanos).

Este contenido te puede interesar: Anatomía topográfica, Modelos anatómicos, Oximetro.

El tendón de inserción desprende ciertas expansiones fibrosas: una, de tamaño considerable, pasa hacia arriba y lateralmente para insertarse en el cóndilo lateral posterior del fémur, que forma parte del ligamento oblicuo poplíteo de la articulación de la rodilla.

Un segundo se continúa hacia abajo hasta la fascia que cubre el músculo poplíteo; mientras que unas pocas fibras se unen al ligamento colateral medial de la articulación y la fascia de la pierna. El músculo se superpone a la parte superior de los vasos poplíteos.

Irrigación

El suministro sanguíneo del músculo semimembranoso están dadas por las arterias femoral profunda y las arterias gluteales

Inervación

El músculo semimembranoso está inervado por la parte tibial del nervio ciático. El nervio ciático consiste en las divisiones anterior de las raíces nerviosas ventrales desde L4 a través de S3. Estas raíces nerviosas son parte de la red nerviosa más grande, el plexo sacro. La parte tibial del nervio ciático también es responsable de la inervación de semitendinoso y la cabeza larga del músculo bíceps femoral.

Acción

El semimembranoso ayuda a extender (enderezar) la articulación de la cadera y flexionar (doblar) la articulación de la rodilla.

Músculo semimembranoso

También ayuda a rotar medialmente la rodilla: la tibia rota medialmente en el fémur cuando la rodilla se flexiona. Gira medialmente el fémur cuando se extiende la cadera. El músculo también puede ayudar a contrarrestar la flexión hacia adelante en la articulación de la cadera.

Variación

Puede reducirse o ausentarse, o duplicarse, debido principalmente al ligamento sacrotuberoso y al deslizamiento del fémur o aductor mayor.

Importancia clínica del músculo semimembranoso

La avulsión del tendón de semimembranosus es un tipo específico de lesión de avulsión que puede ocurrir en la rodilla.