Saltar al contenido

Lóbulo frontal

lóbulo frontal
Lóbulo frontal
5 (100%) 7 vote[s]

Lóbulo frontal: áreas, funciones y trastornos relacionados con esa parte del cerebro

El cerebro se divide en cuatro lóbulos, diferenciados por su ubicación y funciones. En este artículo, vamos a centrarnos en uno de los lóbulos: el lóbulo frontal. El lóbulo frontal es el lóbulo más grande del cerebro y el lóbulo más importante para la especie humana.

¿por qué es tan relevante el lóbulo frontal? ¿Cuáles son sus funciones? El siguiente artículo le dará una mirada inclusiva en el lóbulo frontal.

Anatomía y funciones del lóbulo frontal

El lóbulo frontal está localizado en la parte frontal del cerebro, en la parte frontal de cada hemisferio cerebral y delante del lóbulo parietal. Se considera el lóbulo más importante debido a sus funciones y porque ocupa un tercio del cerebro total. En otras especies su volumen es inferior (los chimpancés 17% y los perros 7%).

Las funciones del lóbulo frontal dependen del área en la que nos centremos. Desempeña un papel en el control del movimiento así como en funciones mentales de alto nivel o comportamiento y control emocional. El lóbulo frontal se divide en dos áreas principales: la corteza motora y la corteza prefrontal.

lóbulo frontal

También te puede interesar: Anatomía Topográfica, Modelos anatómicos

Corteza motora en el lóbulo frontal

La función principal de la corteza motora es controlar el movimiento voluntario, incluyendo los del lenguaje expresivo, la escritura y el movimiento ocular. Esta corteza se divide en tres áreas:

Corteza motora primaria

Envía comandos a las neuronas en los tallos cerebrales y la médula espinal. Estas neuronas están a cargo de movimientos voluntarios específicos. Dentro de la corteza motora primaria, de ambos hemisferios, hay una representación de la mitad contralateral del cuerpo. Esto es, en cada hemisferio, hay una representación del lado opuesto del cuerpo. Esto se conoce como el motor homunculus y se invierte, por lo tanto la cabeza se representa en la parte inferior.

Corteza premotora

Esta área controla la preparación y la programación del movimiento. a corteza promotora automatiza, armoniza y archiva programas de movimiento relacionados con experiencias previas. Dentro de la corteza premotora:

Área motora suplementaria: a cargo de controlar la estabilidad postural durante la postura o caminar.
Campo ocular: controla la desviación articular de la mirada cuando se explora voluntariamente un campo.

Área de broca

Se considera el centro para producir el discurso, la escritura, y también en el proceso y la comprensión del lenguaje. Coordina los movimientos de la boca, laringe y órganos respiratorios que controlan la expresión de la lengua. Las lesiones pueden producir diferentes trastornos lingüísticos.

Corteza prefrontal del lóbulo frontal

La corteza prefrontal se encuentra en la parte frontal del lóbulo frontal. Se considera la expresión última del desarrollo del cerebro humano. Es responsable de la cognición, el comportamiento y la actividad emocional. La corteza prefrontal recibe información del sistema límbico (implicado en el control emocional) y actúa como mediador entre la cognición y los sentimientos a través de funciones ejecutivas.

Las funciones ejecutivas son un conjunto de habilidades cognitivas necesarias para controlar y auto-regular su comportamiento. Dentro de la corteza prefrontal, tres áreas o circuitos son importantes: dorsolateral, cíngulo anterior y orbital.

Área dorsolateral del lóbulo frontal

Es una de las partes más recientemente evolucionadas del cerebro humano. Establece conexiones con las otras tres áreas del cerebro y transforma la información en pensamientos, decisiones, planes y acciones. Está a cargo de habilidades cognitivas superiores tales como:

  • Atención: enfoque, inhibición y atención dividida.
  • Memoria de trabajo: mantenimiento y manipulación de la información.
  • La memoria a corto plazo: ordenar eventos.
  • Memoria prospectiva: programación de próximas acciones.
  • Generador de hipótesis: Análisis de los posibles resultados.
  • Metacognición: autoanálisis de la actividad cognitiva y del rendimiento continuo.
  • Resolución de problemas: Análisis de la situación y desarrollo de un plan de acción.
  • Desplazamiento: la capacidad de adaptarse a nuevas situaciones.
  • Planificación: organizar el comportamiento hacia un nuevo objetivo.

Cíngulo anterior del lóbulo frontal

Esta área regula los procesos motivacionales. También se encarga de percibir y resolver conflictos, así como de regular la atención sostenida.

Área orbital del lóbulo frontal

Esta área se encarga de controlar la emoción y la conducta social. Regula el procesamiento emocional, controla los comportamientos basados en el contexto y detecta cambios beneficiosos o perjudiciales.

Trastornos relacionados con el lóbulo frontal

Como hemos explicado, el lóbulo frontal está involucrado en diferentes procesos (motores, cognitivos, emocionales y conductuales). Esta es la razón por la cual los trastornos causados por lesiones sufridas en esta área pueden variar de los síntomas de conmoción cerebral a otros más severos.

Trastornos motores

Las lesiones en la corteza primaria o premotora pueden causar dificultades en la velocidad, la ejecución y la coordinación del movimiento, todo lo cual conduce a diferentes tipos de apraxia. La apraxia es un desorden en el cual el individuo tiene dificultad con el planeamiento del motor para realizar tareas o movimientos cuando está preguntado, siempre que la petición o el comando se entienda y él/ella esté dispuesto a realizar la tarea.

Un científico de la Universidad de Toronto ha descubierto que el lóbulo frontal del cerebro está involucrado en la transmisión del dolor a la columna vertebral. Si sus hallazgos en los animales se llevan a cabo en la gente, el descubrimiento podría conducir a una nueva clase de analgésicos no adictivos.

  • Apraxia Ideomotora: déficit o dificultad en su capacidad de planificar o completar las acciones motrices previamente aprendidas, especialmente aquellas que necesitan un instrumento o apoyo. Ellos son capaces de explicar cómo realizar una acción, pero no puede actuar un movimiento.
  • Apraxia miembro-cinética: los movimientos voluntarios de extremidades se deterioran. Por ejemplo, no pueden usar sus dedos de manera coordinada (saludando).
  • Apraxia bucofacial o orofacial: dificultad para realizar movimientos de la cara, lengua, boca, mejillas, etc. a pedido.

Aparte de las Apraxias, otros desordenes se pueden desarrollar de lesiones al lóbulo frontal, tal como desordenes del lenguaje o afasias.

  • Afasia motora transcortical: trastorno del lenguaje debido al cual la persona tiene una falta de fluidez verbal (discurso lento con contenido reducido y mal organizada), lenguaje espontáneo limitado (falta de iniciativa) y dificultad o incapacidad por escrito.
  • Afasia de broca: trastorno del lenguaje que genera una falta de fluidez verbal, anomia (incapacidad para acceder al léxico para evocar palabras), mala construcción sintáctica en el habla, dificultades en la repetición, lectura y escritura.

Síndrome disejecutivo

Consiste en un grupo de síntomas, cognitivos, conductuales y emocionales que tienden a suceder juntos. Sin embargo, los síntomas van a depender del área lesionada:

Área de dorsolateral

Una lesión en esta área suele estar relacionada con problemas cognitivos como:

  • Incapacidad para resolver problemas complejos: disminución de la inteligencia fluida (razonamiento, adaptación y resolución de nuevas situaciones, etc.).
  • Rigidez cognitiva y perseverancia: la persona mantiene un pensamiento o acción a pesar de ser invitado a cambiarlo.
  • Disminución de la capacidad de aprendizaje: dificultad para adquirir y mantener un nuevo aprendizaje.
  • Deterioro de la memoria temporal: déficit en las cosas de orden sucedido
  • Deficiencia en la programación motora y cambio de las actividades motoras: dificultades en la organización de secuencias de movimientos y el tiempo para cambiar una actividad.
  • Una disminución de la fluidez verbal: deterioro en la capacidad de recordar palabras después de una instrucción. Esta acción no sólo requiere la parte léxica sino también la organización, el planeamiento, el foco y la atención selectiva.
  • Déficit de atención: dificultad para mantener su atención e inhibir otros estímulos irrelevantes o cambiar el enfoque de la atención.
  • Trastornos pseudo-depresivos: síntomas similares a la depresión (tristeza, apatía, etc.).

Área cíngulo anterior

  • Reducción de la actividad espontánea: parecen ser estáticas.
  • Una pérdida de iniciativa y motivación: notable apatía.
  • Alexitimia: dificultad para identificar emociones y por lo tanto incapacidad para expresar sus propias emociones.
  • Restricción lingüística: las respuestas tienden a ser monosílabas.
  • Dificultad para controlar la interferencia: deterioro selectivo de la atención.
  • Trastornos pseudo-depresivos.

Área orbital

Los síntomas de una lesión en esta área son más conductuales. El comportamiento de la persona tiende a ser desinhibido.

  • Cambios en la personalidad: alta inestabilidad entre quién es y cómo actúa. Similar a lo que le pasó a Phineas Gage.
    Irritabilidad y agresividad: reacciones emocionales exageradas en situaciones de la vida diaria.
  • Ecopraxia: imitación de movimientos observados en otros.
  • Desinhibición e impulsividad: falta de auto-control sobre su comportamiento.
  • Dificultad para adaptarse a las normas y normas sociales: se componen socialmente inaceptables.
  • El juicio está deteriorado: muchos errores de razonamiento.
  • Falta de empatía: dificultad para entender los sentimientos de otras personas.
  • Euforia

El lóbulo frontal es increíblemente importante para que los humanos funcionen a su máximo potencial. Incluso sin lesión cerebral, es crucial mantener nuestras habilidades cognitivas activas.