Saltar al contenido

Lóbulo temporal

Lóbulo temporal

El lóbulo temporal es uno de los cuatro lóbulos del cerebro (junto con el lóbulo frontal, el lóbulo parietal y el lóbulo occipital), y ocupa en gran medida la fosa craneal media.

Anatomía del lóbulo temporal

El lóbulo temporal es el segundo más grande de los lóbulo, después de que el lóbulo frontal, lo que representa 22% del volumen total neocorteza. El lóbulo se extiende superiormente a la cisura de Silvio, y posteriormente a una línea imaginaria; la línea lateral parietotemporal, que separa el lóbulo temporal del lóbulo parietal inferior del lóbulo parietal superior y el lóbulo occipital inferior. La fosa craneal media forma sus límites anterior e inferior.

El lóbulo temporal se puede dividir en dos secciones principales:

  • neocórtex (a veces denominado simplemente lóbulo temporal)
    – Superficies laterales e inferolaterales.
    – compuesto de corteza cerebral estándar
  • lóbulo temporal mesial (a veces denominado lóbulo límbico)
    – incluyendo el hipocampo, la amígdala, el giro parahipocampal.

Surcos y circunvoluciones

El lóbulo temporal se divide en cinco circunvoluciones y cuatro surcos que están orientadas en gran medida paralela a la cisura de Silvio. Desafortunadamente, no todas las circunvoluciones y surcos se extienden en toda la longitud del lóbulo y, como tal, no todos están presentes en cada sección coronal en ángulo. Además, la nomenclatura es variable.

Lóbulo temporal

Este contenido te puede interesar: Anatomía topográfica, Modelos anatómicos, Oximetro.

El orden de superolateral a inferomedial es:

  • Giro temporal superior
    – surco temporal superior
  • giro temporal medio
    – surco temporal inferior
  • giro temporal inferior
    – surco occipitotemporal
  • giro fusiforme
    – surco colateral
  • giro parahipocampal (anteriormente), giro lingual (posteriormente, extendiéndose en el lóbulo occipital).

Irrigación del lóbulo temporal

Suministro arterial

El lóbulo temporal recibe sangre tanto de la arteria carótida interna como de la arteria vertebrobasilar:

  • sistema carotídeo interno
    – arteria coroidea anterior: suministra el segmento anterior del giro parahipocampal, el uncus y la amígdala
  • arteria cerebral media
    – Suministra giros temporales superior e inferior y polo temporal.
    – varias ramas temporales surgen del ACM aunque existe una variación considerable en la disposición anatómica: arteria temporopolar, arteria temporal anterior, arteria temporal media, arteria temporal posterior.
  • sistema vertebrobasilar
    – Irriga a la superficie inferior del lóbulo temporal a través de la arteria temporoccipital.

Drenaje venoso

El drenaje venoso se produce a través de dos vías:

  • La sangre de la neocorteza viaja en sentido anterior a la vena cerebral media superficial, a continuación, en la vena anastomótica inferior (vena de Labbe) que une el seno transverso.
  • La sangre del lóbulo temporal mesial va a la vena coroidea posterior, que forma la vena cerebral interna, y eventualmente se convierte en la gran vena cerebral (vena de Galen) y continúa hacia el seno recto.

Déficit neurológico del lóbulo temporal

Los siguientes déficits neurológicos ocurren con lesiones unilaterales o bilaterales de los lóbulos temporales:

  • déficits derivados de lesiones unilaterales del hemisferio dominante:
    – alexia: dislexia adquirida (incapacidad para leer)
    – agrafia: incapacidad para escribir
    – acalculia: incapacidad para calcular
    – Disfasia de Wernicke: disfasia receptiva
    – Disfasia nominal: incapacidad para nombrar objetos (lesiones que afectan el lóbulo temporal posterior-superior)
    – Cuadrantanopía superior contralateral homónima: defecto del campo visual (debido a la interrupción del bucle de Meyer que se sumerge en el lóbulo temporal).
  • déficits derivados de lesiones unilaterales que afectan al hemisferio no dominante:
    – contralateral homonima superior cuadrantanopia
    – prosopagnosia: falta de reconocimiento de caras.
  • Las lesiones irritativas que afectan a cualquiera de los dos lóbulos pueden dar lugar a lo siguiente:
    – alucinaciones visuales formadas
    – convulsiones parciales complejas
    – perturbaciones de la memoria.

Patologías asociadas

  • tumores del lóbulo temporal
  • epilepsia del lóbulo temporal.

Adquiere los libros que usamos de referencias:

Enable referrer and click cookie to search for babiato